Sumario de la campaña

“Enseñar quién es Cristo” está inspirado en los escritos de San Eugenio de Mazenod, fundador de la comunidad religiosa del Cardenal George, los Misioneros Oblatos de María Inmaculada. “Ponerse la mente de Cristo” captura la esencia de la campaña que apoya a las parroquias y al proceso de formación de niños y adolescentes a través del ministerio de la educación católica y la catequesis.

$150 millones para Fortalecer a las Parroquias

Cada una de las 356 parroquias que componen la comunidad católica conocida como la Arquidiócesis de Chicago, está participando en la campaña Enseñar quien es Cristo. Se afirma que las parroquias son comunidades de fe fuertes y activas, que llevan la esperanza a través de su presencia; para la campaña la vida sacramental, los ministerios y las oraciones son fundamentales. Uniéndonos a través de la Arquidiócesis se fortalecerá la labor de la Iglesia en los vecindarios de todo Chicago y en los condados suburbanos de Cook y Lake.

$10 millones para la Educación Religiosa (Catequistas)

Comenzando con los padres de familia, y haciéndolo extensivo a todos los miembros de nuestra comunidad, el llamado para dar a conocer el amor de Cristo y su Santa Iglesia es un llamado que nos desafía y estimula. La campaña proporcionará recursos para formar  a los directores parroquiales de Educación Religiosa, a sus coordinadores y a los que ministran a la juventud.

$2 millones para la Educación Religiosa (Innovación)

Los programas de educación religiosa han tenido diferentes niveles de éxito en conseguir la participación de niños y adultos. Se destinarán fondos con el fin de identificar los mejores y más innovadores programas de educación religiosa y crear modelos para reproducir esos programas para los demás.

$30 millones para la Prevención de Riesgos en Instalaciones (Escuelas y Parroquias)

Del mismo modo que sucede con todas las construcciones, el tiempo puede causar estragos en las iglesias y las escuelas de la Arquidiócesis de Chicago. Para atender las urgentes y cruciales necesidades de reparación que tienen parroquias y escuelas, la campaña proporcionará un fondo de reserva para ser distribuido en los próximos 10 años. Los proyectos financiados para atender instalaciones y edificios abordarán de manera muy puntual problemas estructurales con el fin de Prevenir Riesgos para la Vida en parroquias con dificultades económicas.

$8 millones para las escuelas (Excelencia Académica)

La campaña proporcionará fondos para la creación de programas que mejoren la excelencia académica  de las escuelas católicas incluyendo programas de educación en la primera infancia, normativas rigurosas para planes de estudio, optimizar la integración tecnológica y mejorar la infraestructura en las aulas, y crear oportunidades de desarrollo profesional para atraer y conservar a los profesores y directores más competentes inspiradores y eficaces.

$150 millones para Becas de Cáritas (Fondo de Dotación)

Las escuelas católicas en Chicago han sido siempre una fuerza poderosa para dirigir a los demás a la verdad, y seguimos hoy en día, estableciendo altos estándares en el área académica, así como en la formación integral de la persona, formando a los estudiantes en la fe y la virtud. La campaña proporcionará becas a los estudiantes para asistir a escuelas católicas, de Kinder a 8º grado, en toda la Arquidiócesis. Las becas “seguirán” a los niños, sin importar si los estudiantes cambian de escuela católica, y se otorgarán con base en un criterio de necesidad económica,  requiriendo que las familias contribuyan con una parte del costo de la educación.