News

El Cardenal George dona parte del premio otorgado por los Caballeros a la campaña Enseñar Quién es Cristo

foto: Karen Callaway/Catholic New World

(23 de febrero de 2015) – Recientemente la orden de los Caballeros de Colón confirió su más alto honor, el Reconocimiento Gaudium et Spes, al Cardenal Francis George O.M.I., quien destinará parte del premio en efectivo que lo acompaña a la campaña Enseñar Quién es Cristo.

El Cardenal George dará $50,000, de los $100,000 del premio, al Fideicomiso de Becas para la Educación Católica, un fondo de dotación independiente creado con los donativos para la campaña Enseñar Quién es Cristo. Los restantes $50,000 serán repartidos y destinados a diversas organizaciones benéficas de la Arquidiócesis de Chicago.

En una ceremonia efectuada el pasado 30 de enero, el Supremo Caballero de Colón, Carl Anderson, entregó al Cardenal George el Reconocimiento Gaudium et Spes, el cual fue instaurado en 1992 y tomó su nombre de la Constitución Pastoral del Concilio Vaticano II, Sobre la Iglesia en el mundo actual. Entre los ganadores anteriores se encuentran la Madre Teresa y el Cardenal John O’Connor de la ciudad de Nueva York. El Cardenal George ha sido miembro de los Caballeros desde 1991.

foto: Karen Callaway/Catholic New World

El Arzobispo de Baltimore, William Lori, capellán de los Caballeros, leyó la mención del reconocimiento que en una parte decía: “Tanto en sus brillantes discursos, homilías, cartas y libros, como en el valiente testimonio de fe que ha mostrado al mundo — en la salud y en la enfermedad — el Cardenal George ha demostrado una y otra vez ser una de las principales voces dentro de la Iglesia católica en los Estados Unidos”.

“Este premio es para ustedes del mismo modo que también es para mí, porque comparten las alegrías y las esperanzas, las angustias y las tristezas de todas las personas que conocen y también de todas a las que no conocen, pero a las que saben que están llamados a amar porque Dios es amor”, expresó el Cardenal George después de recibir el reconocimiento. “Y estamos hechos a Su imagen y semejanza”.

Con relación al cáncer que aqueja al Cardenal George, los médicos han agotado todas las alternativas de tratamiento y han dado paso al cuidado paliativo. Desde su retiro como arzobispo de Chicago en noviembre pasado, el cardenal ha tenido citas regulares y ha escuchado confesiones los días jueves en la Catedral del Santo Nombre de Chicago cuando está desocupado. Escuchar confesiones fue una de las cosas que dijo esperaba con mayor interés tras su jubilación.

Catholic New World contribuyó a este reportaje.