Campaign News

La parroquia define una meta aumentada para su nuevo salón de usos múltiples

(23 de febrero de 2015) - La Parroquia de San Vicente Ferrer, ubicada en River Forest, ha superado su meta de la campaña Enseñar Quién es Cristo, fijada por la arquidiócesis en $1,128,243 —siendo la primer parroquia de la Oleada IIIa en conseguirlo—, pero también ha optado por intentar conseguir una meta de campaña aumentada de $2,350,000 con el fin de construir un nuevo salón de usos múltiples para las reuniones de la parroquia.

“Nunca esperé que en el lapso de dos semanas, tendríamos más de $1.3 millones en compromisos sólidos”, expresó el Padre Tom McDermott, O.P., párroco de San Vicente. “Esto demuestra que la fe sigue siendo importante para las personas”.

Atribuye el éxito de la parroquia al consejo que está recibiendo de la oficina de campaña de Enseñar Quién es Cristo, así como de los líderes parroquiales, quienes fueron elegidos adecuadamente, particularmente del presidente Chuck Doherty y del Comité Ejecutivo de Campaña (CEC).

El Padre McDermott explica que como San Vicente Ferrer carece de sótano, en la actualidad las reuniones se llevan a cabo ya sea en el centro parroquial, situado detrás de la iglesia, un antiguo convento con tres pequeños salones, o en el gimnasio, a menos que haya inconvenientes por los eventos deportivos. La propuesta de un salón de usos múltiples de $1.9 millones dará acomodo aproximadamente a 400 personas y hará las veces de comedor de la escuela.

“Con la construcción de un nuevo salón de usos múltiples. Podremos tener más actividades en las que los feligreses se lleguen a conocer el uno al otro”, explica el padre McDermott. “Un sentido de comunidad surgirá de esto y, al apoyarnos mutuamente en la fe, podremos ser un ejemplo para muchos otros que están en busca de darle un sentido a sus vidas”.

El salón será nombrado en honor del que fuera, muy querido, vicario parroquial, el Padre Michael Kyte, O.P., quién falleció el año pasado. “La parroquia ha estado buscando una manera de honrar al Padre Kyte”, explica Chuck, señalando que fue parte de su inspiración para tomar un papel de liderazgo dentro de la campaña.

Aun así, señala, el foco de atención de la campaña aumentada permanece en los elementos presentados en los argumentos de la Arquidiócesis. El cuarenta por ciento de los fondos que las parroquias recauden durante sus campañas será compartido con la arquidiócesis para favorecer la formación en la fe, aumentar la excelencia académica dentro de las escuelas católicas y proporcionar becas a través del Fideicomiso de Becas para la Educación Católica. San Vicente Ferrer contribuirá con poco más de $450,000.

“Los beneficios de invertir en la educación religiosa y la educación católica se comparten con todo el mundo dentro de la parroquia como el impulso para toda la campaña”, agrega Chuck. “Todas las personas se muestran entusiasmadas cuando se enteran de los detalles de Enseñar Quién es Cristo”.

El Padre McDermott ve a la campaña como una oportunidad importante que tienen las parroquias de la arquidiócesis para unirse. En el caso de Enseñar Quién es Cristo, particularmente las becas para los niños que lo necesiten, añade, es “un proyecto muy valioso que debemos apoyar”.

“Los católicos no son congregacionalistas”, manifiesta. “Pertenecemos a un grupo colectivo más grande, que es la Arquidiócesis de Chicago. Solas, las parroquias están limitadas en lo que pueden hacer fuera de la parroquia misma, pero, juntos, podemos lograr mucho”.

El nuevo salón parroquial en San Vicente Ferrer será nombrado en honor del que fuera, muy querido, vicario parroquial, el Padre Michael Kyte, O.P., quién falleció el año pasado.

St. Vincent Ferrer Parish

Rev. Thomas K. McDermott, OP, Pastor
1530 Jackson Avenue, River Forest, IL
www.svfparish.org