Formación en la fe


Programas de "Última Generación"

Aún cuando estamos trabajando para fortalecer nuestros programas actuales, también reconocemos la necesidad de llevar nuestros programas de educación religiosa y de formación de adultos un paso adelante hacia la próxima generación:

  • Más del 50 % de nuestros niños no reciben ningún tipo de educación formal en su fe católica, como resultado de lo poco que sus padres practican su fe.
  • Un 49% de católicos adultos informa que "no pueden explicar su fe a los demás". Estudio del NCR, septiembre de 2005
  • Las parroquias definen a la catequesis, de manera sistemática, como una de sus principales prioridades.

Somos conscientes de estos retos y queremos desarrollar nuevos enfoques para la educación y la formación de los católicos en su fe. Haremos una investigación para descubrir las mejores maneras de ayudar a los padres y a otros a entender las necesidades de formación de las personas a las que están pasando la fe. Los avances en la tecnología y las comunicaciones han abierto nuevas posibilidades para educar a nuestras familias católicas. La tecnología continúa ofreciendo maneras creativas de transmitir la fe a nuestros jóvenes. Tenemos que hacer un buen uso de estos medios para compartir y enseñar la fe.

Objetivos de la Campaña para los Programas de Educación Religiosa

TLa campaña busca fondos para:

  • Lograr la certificación de los Directores de Educación Religiosa (DRE, por sus siglas en inglés), de los Coordinadores de Educación Religiosa (CRE, por sus siglas en inglés), de los Coordinadores de la Pastoral Juvenil (CYM, por sus siglas en inglés), y de los directores de escuelas a través de becas para estudios certificados.
  • Otorgar becas para las personas interesadas en cursar estudios avanzados para convertirse en líderes de catequesis en las comunidades parroquiales de fe.
  • Proporcionar fondos para las parroquias y grupos de parroquias para programas de formación en la fe. Se alentará a las parroquias a identificar las prioridades de la educación y de formación en la fe que mejor satisfagan las necesidades de sus congregaciones. Las parroquias podrán solicitar asistencia financiera directa de este fondo.